Inventarios

Desde el punto de vista de proceso, el nivel de inventario refleja un compromiso entre el nivel de servicio deseado y el costo de operación.

Inventarios son bienes tangibles que se tienen para la venta en el curso ordinario del negocio o para ser consumidos en la producción de bienes o servicios para su posterior comercialización.

Los inventarios comprenden, además de las materias primas, productos en proceso y productos terminados o mercancías para la venta, los materiales, repuestos y accesorios para ser consumidos en la producción de bienes fabricados para la venta o en la prestación de servicios; empaques y envases y los inventarios en tránsito.

La base de toda empresa comercial es la compra y venta de bienes o servicios; de aquí la importancia del manejo del inventario por parte de la misma. Este manejo contable permitirá a la empresa mantener el control oportunamente, así como también conocer al final del período contable un estado confiable de la situación económica de la empresa.

Ahora bien, el inventario constituye las partidas del activo corriente que están listas para la venta, es decir, toda aquella mercancía que posee una empresa en el almacén valorada al costo de adquisición, para la venta o actividades productivas.

Desde el punto de vista de proceso, el nivel de inventario refleja un compromiso entre el nivel de servicio deseado y el costo de operación. Se puede tener un nivel de servicio perfecto a un costo infinito, o un costo operativo cero si simplemente no damos ningún servicio. Determinar el punto [tag]optimo[/tag] es un proceso complejo y dinámico, el arte de hacer más con menos.

Existen por supuesto niveles de eficiencia y eficacia operativa. Mucho antes de llegar a los limites fundamentales del proceso logístico existen grandes áreas de oportunidad y en muchos casos el inventario es una medida de las ineficiencias del sistema.

Leave a Reply