Los seis elementos en la toma de decisiones

El proceso de toma de decisiones sobre la base de modelos se puede caracterizar en 6 pasos o elementos:

  1. Problema y objetivos.
  2. Modelo.
  3. Elaboración de alternativas.
  4. Selección.
  5. Acciones de cambio.
  6. Seguimiento.

La ejecución de este proceso constituye unas ProMESAS de mejora.

Adaptar las técnicas para resolver problemas es una combinación de sentido común y lógica. La toma de decisiones se define como la selección de un curso de acciones entre alternativas. Es difícil reconocer todas las alternativas que se pudieran seguir para alcanzar una meta; esto es cierto cuando en especial la toma de decisiones incluye oportunidades de hacer algo que no se ha hecho antes. Una vez encontrada la alternativa a apropiada, el siguiente paso es evaluar y seleccionar aquellas que contribuirán mejor al logro de la meta.

La teoría de la decisión es una área interdisciplinaria de estudio, relacionada con casi todos los participantes en ramas de la ciencia, la ingeniería y, principalmente, la psicología del consumidor (basados en perspectivas cognitivo-conductuales). Concierne a la forma y al estudio del comportamiento y fenómenos psíquicos de aquellos que toman las decisiones (reales o ficticios), así como las condiciones por las que deben ser tomadas las decisiones óptimas.

La mayor parte de la teoría de la decisión es normativa o prescriptiva, es decir concierne a la identificación de la mejor decisión que pueda ser tomada, asumiendo que una persona que tenga que tomar decisiones (decision maker) sea capaz de estar en un entorno de completa información, capaz de calcular con precisión y completamente racional. La aplicación práctica de esta aproximación prescriptiva (de como la gente debería hacer y tomar decisiones) se denomina análisis de la decisión y proporciona una búsqueda de herramientas, metodologías y software para ayudar a las personas a tomar mejores decisiones. Las herramientas de software orientadas a este tipo de ayudas se desarrollan bajo la denominación global de Sistemas para la ayuda a la decisión (decision support systems, abreviado en inglés como DSS).

Las personas no se encuentran en estos entornos óptimos y con la intención de hacer la teoría más realista, se ha creado un área de estudio relacionado que se encarga de la parte de la disciplina más positiva o descriptiva, intentando describir qué es lo que la gente realmente hace durante el proceso de toma de decisiones. Se pensó en esta teoría debido a que la teoría normativa, trabaja sólo bajo condiciones óptimas de decisión y a menudo crea hipótesis, para ser probadas, algo alejadas de la realidad cotidiana. Los dos campos están íntimamente relacionados; no obstante, es posible relajar algunas presunciones de la información perfecta que llega al sujeto que toma decisiones, se puede rebajar su racionalidad y así sucesivamente, hasta llegar a una serie de prescripciones o predicciones sobre el comportamiento de la persona que toma decisiones, permitiendo comprobar qué ocurre en la práctica de la vida cotidiana.

A pesar de todos los asegunes, el proceso de toma de decisiones siempre sigue el patrón de identificar el problema, determinar alternativas, seleccionar alternativa, y finalmente evaluar las consecuencias de la decisión. Si no hay alternativas, entonces no hay decisión que tomar.

Consideremos someramente un ejemplo sencillo para ilustrar el proceso.

En una fabrica, parte del proceso consiste en la fabricación de botellas, y para esto se utilizan cuatro maquinas. Estas maquinas se han usado por veinte años y trabajan a capacidad. Ventas considera que si aumentara la producción no tendría problema para colocar el producto. Surge entonces el problema de aumentar la producción con los siguientes objetivos:

  • Aumentar la producción
  • Minimizar la inversión y mantenerla en cualquier caso dentro de los lineamientos de la empresa.
  • Reducir costos de operación
  • Evitar que la competencia tenga acceso a equipos y tecnología

Hay entonces que determinar cuales son las alternativas posibles que pudieran cumplir con los objetivos. Por ejemplo,

  • Substituir la maquinaria por equipo nuevo
  •  Agregar otra maquina
  • Modificar las maquinas existentes
  • Maquilar la producción de botellas

En base a un modelo de costos y capacidad de producción se comparan las alternativas y se escoje una.

La alternativa seleccionada se implementa y se lleva un seguimiento de los indicadores de costos y producción para ver que tan bien se ajusto el modelo a la realidad y para hacer ajustes que sean necesarios.

7 thoughts on “Los seis elementos en la toma de decisiones”

  1. fantastic points altogether, you just received a new reader. What might you recommend about your put up that you made some days in the past? Any certain?

Leave a Reply